Tendría 23 años cuando me atreví a participar por primera vez en un taller de escritura creativa, ya lo he contado alguna vez; aunque llevaba toda la vida transformando la realidad en cuentos en el papel y en mi cabeza, hasta ese momento no me había planteado que pudiera hacerlo en serio, convertirlo en oficio.

En los talleres conocí a gente maravillosa, aprendí a leer con la mirada puesta en las bambalinas y recogí mi primer nombre de guerra; la profesora me dijo que llamándome Lidia Luna podría ser cualquier cosa que quisiera, incluso cabaretera. Tardé bastante más en poner los dos pies sobre un escenario para contar un cuento, un lugar en el que el tiempo se detiene y sucede la magia. Pero esa es otra historia y, como tal, deberá ser contada en otro lugar.

Aquellos años descubrí que la mayor parte de quienes que nos anotábamos a los talleres de escritura creativa queríamos encontrar las palabras para dar forma a las historias que nos habitan. A veces esas historias se entrelazaban con la ficción, la pedían y la necesitaban; pero muchas otras lo que buscaban las personas que estaban allí era contar sus propias historias: las de las personas queridas que ya no estaban, las que habían escuchado durante su infancia. Las anécdotas de lo cotidiano.

Creo que la escritura creativa y la escritura personal son muy distintas; que cada una tiene sus normas y sus caminos. Pero la experiencia me dice que, para quienes empiezan, es mucho más sencillo partir de la escritura personal; conectar con las historias que nos habitan, con nuestra imaginación y nuestra memoria. Escribir con total libertad, priorizando la expresión a la técnica. Después habrá tiempo para revisar, pulir, editar.

¿Escritura personal o escritura creativa?

Y tú, ¿por qué escribes?

Si escribes para ordenarte, entenderte, conocerte más y cuidarte mejor, quizá te interese visitar La escritura es un mapa.

Si escribes porque sueñas palabras pero te cuesta echarlas a volar, en esta sección encontrarás recursos y formación que te darán el impulso que necesitas para que tus palabras vuelen libres, conectar con tus recursos para contar (imaginación y memoria, tu forma única de ver el mundo) y dar voz a las historias que te habitan.

Escritura personal y creativa

Formación
y acompañamiento
Palabras a volar
La mirada
Palabras al sol
Herramientas para la creación literaria
¿Escribimos?
Recursos Hoja de ruta
Escritura cotidiana
ArtículosCómo empezar a escribir una historia
Storytelling: contar es escuchar
Los libros
Escribir: contar el bloqueo

Información completa cursos y talleres: