«Me gustaría darte las GRACIAS por el mimo con el que has tratado tus unidades, por la delicadeza y el respeto con el que nos has propuestro transitar la propia historia. Personalmente decirte que lo estoy disfrutando mucho, en primer lugar por permitirme ese tiempo para mirarme con cariño pero también por reconectar con la escritura, por desempolvar y nombrar recuerdos, por escucharme a través de la palabra escrita… «

Contar tu propia historia, febrero 2020