María


Nuestras vidas, nuestras historias merecen ser contadas y merecen ser oídas.


Si no las contamos nosotras, otros lo harán, y quedaremos silenciadas.
Este taller es un primer paso para romper este silencio y ocuparlo con nuestra voz, la voz de las mujeres.


Me ha sentado de maravilla hacer este taller. Sí, de maravilla. Han salido historias preciosas, he compartido momentos de mucha valentía y vulnerabilidad, entrando en lugares oscuros que no habían sido transitados. Sentir que nos estamos solas en este descubrir y avanzar es precioso, y este taller crea un espacio feminista virtual muy potente.

María, La voz de las mujeres