En otoño del año pasado hice el taller de narrativas La voz y la mirada, con Lidia Luna. Aparte de que propone ejercicios muy reveladores, lo mejor del curso es Lidia, su feedback y aportaciones al margen. Gracias por todas ellas.

Silvia, La voz y la mirada, 2016