LidiaLunaArousa2014_2

Este verano se nos fue, despacio, una mujer maravillosa. No llegó a contárnoslo, pero estoy segura de que hizo un pacto con la muerte para ganar un poco más de tiempo. Tiempo para regalarnos sus palabras, sus sonrisas, sus mimos que nos abrigarán durante el invierno. Tiempo para que sigamos, aunque no esté, escuchando su voz y dibujando en el aire las palabras que nos diría cada vez que necesitemos su consuelo. Tiempo para dejar la ropa doblada, cerrar la puerta y decir adiós recordándonos que la vida no se detiene; que nuestra tarea más importante es estar presentes en cada instante. Que con amor todo es posible, y lo imposible más llevadero. Que el dolor forma parte de nuestra existencia, y no podemos protegernos siempre: porque si intentamos por todos los medios evitar el dolor evitamos también la vida.

Gracias, Mila, por el tiempo que ganaste. Con él construiremos otoños, inviernos y primaveras para seguir queriéndote; para seguir cuidándonos.

Un comentario

¡Hola! ¿Qué te cuentas?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.