Narrativas y otras lunas

¿Quieres contar tu propia historia?

Todas las personas tenemos una historia que contar y los recursos para hacerlo: imaginación, memoria, oralidad.

En Narrativas y otras lunas ofrezco formación y acompañamiento que te ayudarán a encontrar tu forma única de ver el mundo y tus palabras para nombrarlo uniendo los saberes de la psicología, la escritura y la narración.

Mujer sentada sonriendo detrás del dibujo de un faro

Mi nombre es Lidia Luna. De profesión soy psicóloga: creo en las personas y en nuestra capacidad para cambiar y, al mismo tiempo, conozco bien las dificultades de los procesos. De vocación soy escuchadora y contadora de historias: reales o inventadas, las narrativas nos acompañan y nos dan aliento.

Leo desde que era muy pequeña, y siempre me ha gustado escribir; ahora puedo hacerlo siempre que quiero, poniendo palabras a lo que siento o dejando que bailen al compás de mi imaginación.

Durante mucho tiempo fui alumna en talleres de escritura; también leí todos los manuales sobre la materia que caían en mis manos; los que más me gustaban eran aquellos en los que se mezclaba la escritura con la vida. Supongo que era eso lo que yo estaba necesitando, poder contarme la mía para descubrir quién era en realidad; para ponerme mis propias palabras y quitarme todas aquellas que ya no me pertenecían. Nombrar la experiencia para poder manejarla; aceptarla antes de poder cambiarla. 


Todas los talleres y actividades de Narrativas y otras lunas nacen de mi práctica personal y profesional acompañando a otras personas con la escritura, que se fue entrelazando con el enfoque narrativo de la experiencia y los saberes de otras disciplinas afines como las humanidades y la propia psicología. A ellos se suman recursos adaptados de las sabidurías orientales, como la práctica de la atención plena o la terapia centrada en la compasión. 

¿Quieres empezar a escribir o recuperar el hábito? ¿Conocerte más para cuidarte mejor? Visita la sección de recursos gratuitos


Aquí encontrarás formación y acompañamiento para:

  • Escribir a partir de tu experiencia presente
  • Conectar con tu creatividad
  • Revisar y ordenar tu historia de vida
  • Conocerte mejor, identificar tus fortalezas, aceptar tu vulnerabilidad y mejorar el manejo de tus emociones
  • Instaurar la práctica del autocuidado mediante la escritura y la atención plena o mindfulness

Los talleres te ayudarán a conectar con los recursos que ya tienes y descubrir otros nuevos. Solo necesitas un compromiso inicial con la escritura, que irá creciendo poco a poco; al principio de cada taller encontrarás orientación y propuestas prácticas para ir consolidando la práctica de la creatividad, escritura y autocuidado.

Si trabajas en el ámbito psicosocial, podrás:

  • Diseñar intervenciones participativas y transformadoras con un enfoque psicosocial y comunitario, que tengan en cuenta las fortalezas de las personas y comunidades y los contextos que originan y mantienen las desigualdades.
  • Instaurar la práctica del autocuidado en tu rutina diaria: cuidarte más y mejor para seguir cuidando y acompañando a otras personas, fortaleciendo las redes de apoyo que sostenemos y nos sostienen.
  • Utilizar la escritura personal y creativa en tus intervenciones individuales y grupales, diseñando tus propias propuestas y talleres de escritura.

Formación especializada para personas y organizaciones vinculadas al ámbito de la salud mental, la intervención psicosocial, la cooperación y la comunicación para el cambio social


Opiniones

Hay tanta belleza, poesia y cariño en todo lo que ofrece y propone Lidia, que es un regalo estar cerquita. Me encanta el Refugio; es un espacio lleno de inspiración, de complicidad, de habitar preguntas, de aprender, disfrutar y de compartir. En árabe se pronuncia igual la palabra amor y el aire. Y el Refugio para mi se fundamenta en ellos dos.

«Escucha, acompañamiento, libertad y no juicio sería cómo describiría el curso o más bien el estilo tuyo de estar con nosotras.»

Me ha sorprendido lo que puedo jugar con las historias, me he enamorado de algunos textos que yo he escrito. También lo he visto en otras mujeres; ese misterio, esas aventuras con ganas de salir y jugar.

He logrado reconciliarme con mis ancestros, en particular con mi madre. También he redescubierto mi esencia. Aunque tenga 60 años, estoy redibujando mi vida futura y diseñando sueños.

Un regalo que me ha permitido soltar lastre para continuar buceando un poco más profundo a través de la emoción, los recuerdos y las palabras. Un poco de medicina para el alma.

Muy recomendable porque más allá de desatar los nudos de tu propia escritura, desata los que tienes al fondo de tu yo más interno y escondido.

«Es bueno y agradable llevar un diario y llenarlo con tus cosas, con tu ser: poemas, sueños, diálogos, retratos, cartas, recuerdos, observaciones, reflexiones, percepciones, intuiciones, confesiones, dibujos, citas. Significa que te tomas en serio tu vida y te importa lo bastante para verla sinceramente, verla y decir la verdad. Debería ser un ejercicio esencia y continuado de autodescubrimiento: encontrar gradualmente tu voz, tus verdades, tu historia.» Gabrielle Roth
Carousel controls

Escritura personal, terapéutica, expresiva o emocional

Leer Más

Escritura y orden: autoconocimiento y autocuidado

Leer Más

Propuestas de escritura para escuchar al cuerpo

Leer Más

El hilo de la escritura: imaginación y utopía

Leer Más

Narrativas de futuro: hilando el desorden

Leer Más

¿Narrativas terapéuticas o terapia narrativa?

Leer Más

Escritura o trueno: en defensa de la imaginación

Leer Más

Cuidados y autocuidado en las profesiones de ayuda

Leer Más