El arte de perderse

https://soundcloud.com/talleres-narrativas/el-arte-de-perderse "Perder cosas tiene que ver con la desaparición de lo conocido, perderse tiene que ver con la aparición de lo desconocido. Hay objetos y personas que desaparecen de tu vista, tu conocimiento o tu propiedad: pierdes una pulsera, un amigo, la llave. Sigues sabiendo dónde estás tú. Todo lo que te rodea resulta conocido,…

Escribir a partir de una imagen: el paisaje interior

Comparto un ejercicio que he adapatado a partir de una propeusta del programa Escritura y autocuidado. Está dentro del módulo volver a casa: el hogar interior y exterior. He seleccionado algunas imágenes; también puees hacer tu propia búsqueda, o utilizar otras disciplinas artísticas como la pintura o la poesía. PROPUESTA DE ESCRITURA Antes de comenzar…

En casa pero rebeldes

Participo en el festival En casa pero rebeldes del Mercado Social de Madrid, del que formo parte desde hace tres años, con el mini-taller Las historias que nos contamos en tiempos de... En él hablo de cómo la escritura y el enfoque narrativo de la experiencia pueden acompañarnos estos días, con algunas propuestas prácticas. Disponible…

Dibujar mis mapas

La lectura y la escritura me han acompañado a lo largo de toda mi vida. En ellas he encontrado consuelo, refugio, posibilidades y, sobre todo, preguntas nuevas. Ya lo he escrito antes; no sabría vivir sin ellas. Algunas semanas todo va tan deprisa que no encuentro la forma de parar. Me convierto en abeja, zumbido,…

Talleres de escritura y narrativas

Estoy haciendo una encuesta para diseñar nuevas actividades, y ya han llegado las primeras respuestas. Todas son muy enriquecedoras y sugerentes; estoy muy agradecida y ya voy recopiándolas, uniendo y amasando ideas. Aparecen mucho el autocuidado y el autoconocimiento a través de la escritura; algo que está presente en todos los talleres, pero que tengo…

La voz de las mujeres (Pontevedra)

El martes comenzamos el taller La voz de las mujeres en la librería Paz de Pontenvedra. Es la primera vez que tengo un grupo regular, y es una alegría empezar un taller sabiendo que volveremos a encontrarnos en una semana; con tiempo para sembrar preguntas y recoger historias pequeñas, humanas, cotidianas. No tener que comprimirlo…