Entiendo el autocuidado como una práctica continua que te ayuda a preservar o recuperar el bienestar físico, emocional-relacional, ocupacional y espiritual. Aunque durante mucho tiempo solo se tuvo en cuenta el primero, todas estas áreas son importantes e interdependientes. El objetivo no es evitar cualquier fuente de malestar ni alcanzar la perfección, sino ser capaz de identificar los desequilibrios y contar con recursos para regularte en cada uno de estos ámbitos que conforman la existencia.

¿Qué te ayudará en la práctica?

  1. Crear un espacio de calma y escucha para estar contigo
  2. Identificar lo que necesitas en cada momento mediante la consciencia corporal y la atención a las emociones.
  3. Tener recursos para manejar esas necesidades que aparecen; esto incluye aceptar que a veces no podrás cambiarlas, solo sostenerlas o atravesarlas.

En este proceso la escritura es un recurso más, que puede ayudarte mucho en los dos primeros pasos; pero no el único. La atención plena, la percepción y regulación emocional; un estilo de vida saludable y alineado contigo; seguridad y condiciones materiales para vivir sin precariedad; una red de personas que te permita dar y recibir afectos y espacios de participación y expresión también son fundamentales. Y, detrás de todo esto, tu compromiso con el proceso y una escucha compasiva y amorosa hacia ti en todo momento. 

Si sientes que puedes hacerlo por tu cuenta, ¡genial! Si no, es probable que seas humana y en algún momento del proceso necesites el apoyo de otras personas. Busca espacios amigables para ti, en los que te sientas acogida y segura, en función del ámbito que quieras fortalecer o equilibrar.

¿Qué es para ti autocuidado? Si te apetece compartir, te leo en los comentarios. 

Para saber más

Para saber más: 

¿Qué ofrezco?

2 comentarios

  1. ¡Qué importante el regularse, el contar con los recursos y con las personas para ello! Porque no siempre una se puede sostener sola.
    La escritura también es importante para mí, así como regalarme momentos de soledad y de contemplar las musarañas.
    Un abrazo, Lidia Luna 🌷

¡Hola! ¿Qué te cuentas?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: